Yangón, la ciudad destartalada

La mayoría de las personas cuando viajan a Myanmar suelen entrar por dos ciudades: Yangón o Mandalay. Nosotros elegimos Yangón ya que nos venía mucho mejor para hacer nuestra ruta.

Volamos con Air Asia, y reservamos dos noches en la Guest House Mother Land Inn. El precio de la habitación es de 23$ con desayuno y van a recogerte al aeropuerto que está a 19 km de la ciudad. Antes de ir, les había mandado un mail para hacer la reserva y me dieron la posibilidad de pagarles al llegar.

Al llegar a la Guest House les pagamos  y dejamos reservado el bus para ir a Kalaw (para hacer el trekking). El bus nos costó 11.000 kiats por persona (unos 11 euros) por un trayecto muyyyy largo.

El personal del Mother Land Inn es súper joven y sorprende lo bien organizados que están. Sólo tienes que decirle lo que necesitas y se encargan de todo. Actualmente organizan viajes por Myanmar.

Yangón o Rangún fue la capital de Birmania hasta 2005 y es la ciudad más grande del país. Una de las cosas que más nos llamó la atención fue lo destartalada que está, y la cantidad de personas que hay. Sus aceras están todas rotas, es como si hubiese habido un temblor de tierras . Hay que ir con cuidado mientras se anda por la calle para no tropezar (no en todos las calles, hay que decirlo).

Después de comer decidimos empezar a conocer un poco la ciudad y nos fuimos andando al “city centre”, son unos 20 minutos. Para mi fue uno de los mejores momentos. Me acordé mucho de la India. Las calles estaban llenas de gente, de puestos callejeros … era impresionante el ajetreo. Lo mejor de todo es que en ningún momento nadie nos dijo nada , apenas te prestan atención. Nos mezclamos con ellos y disfrutamos del momento, paseando y picoteando los dulces que venden en los puestecillos. Es curioso ver la cantidad de antenas que hay en la mayoría de edificios y los cables que hay por las calles.

Pese a que había leído en la Lonely y en los foros que no era muy recomendable entrar en la “Sule Paya“, decidimos entrar ya que costaba 2$ por persona y sentíamos curiosidad por verla. Reconozco que no merece la pena. Lo mejor es pasear por la avenida que sube justo en frente de la pagoda porque suele haber un mercadillo a ambos lados de la calle con todo tipo de puestos y andando un poquito más se encuentra el nuevo mercado de Bogyoke y el mercado al aire libre.

_DSC0336-como-objeto-inteligente-1

 

El icono de Yangón es la “Shwedagon Paya“, visible desde casi toda la ciudad. El precio de la entrada es de 8$ por persona y va directamente al gobierno.

Según la leyenda, el gran rey Okkalapa recibió ocho mechones de cabello de Buda como regalo. El rey, para cuidar de ellos, escogió la colina sagrada de 10.000 años y mandó construir una cámara donde las guardó, y la cerró con una lápida recubierta de oro. Encima se construyó una estupa de plata, encima otra de cobre y oro, encima otra de bronce, luego otra de plomo, otra de mármol y la última de ladrillo. 

Hay cuatro entradas, la principal es la sur. Si se quiere subir en ascensor hay que ir a la entrada norte.

Es obligatorio quitarse los zapatos y los calcetines. Para mi eso fue lo peor porque el suelo estaba helado.

Dentro suele haber Birmanos que se hacen pasar por guías, son majetes pero siempre querrán una propina a cambio.

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s